«La convalidación de ciertas asignaturas me facilita un tiempo precioso que dedico al estudio y a los deberes que no puedo hacer en casa debido a que por las tardes entreno de 3 a 4 horas diarias. Cuando una competición coincide en la misma fecha que un examen, los profesores, con mucho gusto, me adelantan o atrasan los exámenes para que pueda organizar mejor mi tiempo y estudiar para obtener unos buenos resultados académicos, además de poder concentrarme en la competición.»

21 / 05 / 18