«El IB ha sido una especie de ‘curso preuniversitario’ por el enfoque de los trabajos de investigación y a la importancia de entender conceptos, no solo saberlos. Además, estudiar 15 años en el Lledó me ha dado la aspiración y las capacidades lingüísticas necesarias para salir de mi zona de confort y buscar oportunidades fuera de España.»

21 / 05 / 18